martes, 16 de septiembre de 2008

Las malas noticias no son lo que parecen

En la Socialitè las relaciones se pueden manejar con hipocresia, diplomacia o simplemente con carisma.
Mas que eso diria que también es cuestión de Suerte.

Suerte de encontrarme con gente inusual - Gente que de alguna u otra forma te dan noticias nuevas -
Suerte de no entrar a algun lugar y luego enterarte que pudiste perder dinero por gusto.
Suerte de cambiar un día tu rumbo y encontrar sorpresas en el camino.
Suerte de callar y oir más de lo que tenías que haber oído.
Suerte de encontrar 50 quetzales en la chumpa que hacia tiempo no usabas.
Suerte de ganarte la loteria en plena feria - no la de Xela, por supuesto-
Suerte que todavía sigues soltero cuando sales de viaje.
E incluso suerte de mover una pieza y tener como resultado una buena jugada en el ajedrez de la vida.

Moraleja: Aprecia el momento de encontrarte con alguna persona, situación, lugar o noticia - buena o mala, no importa -. Aprecia el sentido de ver el lado positivo de las situaciones. Si bien es cierto que cuesta mucho, lo mejor es que tienes algo que contar... o de callarlo y recordar.

1 comentario:

El Aguafiestas dijo...

Las buenas decisiones, si van acompañadas de un poquito de suerte, tienen resultados impresionantes.
Te cacho.

Seguidores