miércoles, 18 de marzo de 2009

En la Embajada y residencias diplomáticas


Son raras las ocasiones en que por motivos de trabajo se visite una embajada radicada en nuestro país o una residencia diplomática.


Algunas poseen altas medidas de seguridad y de ingreso. “Quien nada debe, nada teme” se dice y por eso se ven de Embajadas a embajadas. Unas fuertemente custodiadas, otras pasan desapercibidas… incluso existen consulados – Ojo, que no es lo mismo – que son representados por Cónsules Honorarios en residencias guatemaltecas.


Vamos a lo siguiente: No importa a cuál debas ir y porqué motivos pero debes respetar siempre algunas condiciones y el protocolo imperante. Así que vamos a los Consejos de Comportamiento dentro de las Embajadas y Residencias Diplomáticas:


Eres un invitado… nada más. Cualquiera que fuera el motivo tu solamente eres un invitado y al entrar a cualquier institución diplomática debes comprender que estas pisando suelo extranjero. ¿Por qué ellos invaden suelo ajeno? No es nada injusto, es algo que todos los países están totalmente de acuerdo. En la Convención de Viena firmaron varios países ofrecen inmovilidad e inviolabilidad de territorio. Si te interesa el tema puedes leerlo en la página oficial de la OAS http://www.oas.org/legal/spanish/documentos/ConvencionViena.htm


Ten paciencia. Las medidas de seguridad cambian según el país. Algunas son exageradas – realmente exageradas – pero ten en cuenta que son procedimientos para poder ingresar de la debida forma y hacer un mejor trabajo.


Diferencia el tipo de institución. Ten en cuenta que no es lo mismo una embajada que un consulado. La embajada es la oficina del representante del gobierno extranjero, el consulado el ente encargado de regir las entradas y salidas del país extranjero, la agregaduría militar es la oficina encargada de los asuntos militares – en algunos casos existe la agregaduría naval y aérea -, la misión diplomática es la oficina provisional de los representantes de algún país extranjero que comienza relaciones con el país residentes y la residencia diplomática es simplemente la casa de habitación del embajador, cónsul o ministro consejero. – En este caso el ministro consejero es quien precisamente aconseja al embajador en diferentes puntos-.


Respeta el protocolo. Como te ven, te tratan. Esa es una realidad y debes de saber que al mismo tiempo que ellos representan a su país tu también representas al tuyo en esa sede. Ten en cuenta que los extranjeros que trabajan en esa institución solo tienen contacto con los residentes del país por medio de su trabajo y tú puedes marcar la diferencia entre un guatemalteco bien presentable que un guatemalteco…. Bueno, ya sabes.


Pasa desapercibido. A pesar que todos tus movimientos son controlados dentro de las instituciones también es preciso que no llames mucho la atención. Son solamente OFICINAS no museos ni atracciones.


Respeta las instituciones y sus interioridades. Talvez no comprendas muy bien porque tienen el busto o la foto de cierta persona dentro de la embajada, o talvez no sepas quien es el artista que pintó ese mural tan abstracto… pero ello sí. Respétalos y si deseas, pregunta… cualquier trabajador extranjero le será agradable hablar de los artistas de su país o su historia.


No fotos. A menos que te lo pidan o sea parte de lo que debas hacer… NUNCA tomes fotos. ¿Te agradaría ver que algún invitado llegue a tu casa y comience a tomar fotos de tu sala, cuarto, cocina, etc?


Disfruta. Son pocas las personas que tienen la dicha de conocer la interioridad de muchas instituciones tanto nacionales como extranjeras. Ser acompañado por un Marine, probar algún platillo típico en la sala del señor embajador, observa una artesanía interesante de algún país africano, conocer el origen de cierto símbolos, sentarte a entrevistar a un embajador sudamericano, aprender a dar un reverencia protocolaria a un ministro asiático, etc. son parte de las experiencias que podrás compartir después con quienes más aprecias.


Feliz semana!!!

Le Socialité.

8 comentarios:

Nancy dijo...

Hola Pedro
Qué bonito post, muy ilustrativo. Me gusta la forma como te enfocas en el trabajo, eso te hace un verdadero profesional.
Apapachos

El Aguafiestas dijo...

De verdad, uno se queda viendo las ventanas como si fueran vitrinas de museo... buenos consejos.

Pedro Alejandro dijo...

Gracias Nancy. Viniendo esos comentarios de alguien profesional solo puedodecir un sincero gracias. Exitos en tus proyectos.

Aguafiestas: Es que hay muchas cosas interesantes... creo que alguien que trabaje en eso te podrá contar aún más.

Seletenango dijo...

Ulugruuuuun, buenos consejos patojo, ya me dieron ganas de entrar a una para poner a prueba mi destreza en la vida diplomática, aunque he entrado a un par, he sentido que me han tratado bien...son buena onda los chatíos...

Pedro Alejandro dijo...

Seletenango: Es su deber tratarte bien... eso sí la diplomacia es lo importante en ese tipo de vida. GRacias por los comentarios.

La Ceci dijo...

lo que es la mente. Juro que al ver la foto de este post, vi parte de un saco gris con camisa blanca al fondo y corbata celeste :S Medio choca, va? jajaja

Pedro Alejandro dijo...

Ceci: No entendí mucho esa figura. GRacias por tu comentario.

DIANA dijo...

HOla P.Alejandro:

La verdad me encanta tu trabajo!...ya lo habia dicho verdad?...
me gusta saber mas sobre eso, y la oportunidad que tienes de conocer tantos lugares!

Saludos!

Diana

Seguidores