viernes, 16 de enero de 2009

¡Chú Chuuuuuu! Visita a Fegua


Ayer cubrí una muestra expuesta por Fernando Mendoza. El pintor develó el mural En tren ando la pasión por explorar, la cual se efectuó en el Centro Cultural Museo del Ferrocarril Fegua -9a avenida y 18 calle zona 1, frente a la Plaza Barrioswww.museodelferrocarrilguatemala.com

La experiencia fue amena e interesante. Pero lo mejor fue cuando se invitó a la audiencia a visitar el museo de noche. Lastimosamente no se podía tomar fotos pero quisiera compartir con ustedes algunos datos interesantes para así invitarlos a que visiten el museo. Se los recomiendo a quienes conocieron el tren cuando eran niños… y quienes no, para que lo conozcan.

Así que no se queden en su casa viendo tele… ponganse los tenis y pa´fuera! Muchas gracias al arqueólogo industrial Rubén Larios por las explicaciones y anécdotas.

En la época en que funcionaba el ferrocarril el tiempo era lo más importante. Una anécdota cuenta que despidieron a un trabajador por fumar. El preguntó la razón y le contestaron que por cada cigarillo que prendía y apagaba perdía 20 segundos, los cuales eran valiosos para su trabajo. Otro caso sucedió cuando despidieron a un trabajador por llegar puntual. ¿la razón? El debía de empezar a trabajar a la hora citada… no llegar a esa hora.

IRCA significaba Internacional Railroads of Central América y fue considerada en su tiempo con el mejor ferrocarril del Sur de la Frontera – de Estados Unidos, claro – Eso significa que competía con las vías mexicanas y de Sudamérica.

El ferrocarril dominó al mundo en el siglo antepasado. País que no tuviera ferrocarril era considerado un país que no estaba a la altura tecnológica. Los primeros intentos de líneas ferroviarias en Guatemala se hicieron a mediados del siglo XIX en fincas privadas.

Justo Rufino Barrios introdujo el ferrocarril para servicio público nacional en Guatemala en 1871 – eso si lo sabían ¿verdad? – -sigue-

La tripulación de un tren consistía en el maquinista – conductor o piloto -, el BM – encargado de equipaje – y 6 brequeros – encargados de controlar los frenos o brakes -.

De la 1ª a la 12 avenida y de la 1ª a las 18 calle de la zona 1 se tenían registrados 67 teléfonos en el año de 1900. Cerca de 1910 el censo se había aumentado a más de 900 teléfonos. El ferrocarril del norte se inauguró en 1908 aumentando las comunicaciones: telégrafos y teléfonos.

Existe una locomotora creada por un grupo de trabajadores de Fegua – a mediados de 1970 – y hecha a escala inglesa ó pulgadas. Solamente existían 3. Solo sobreviven 2. La mencionada y la otra se obsequió al presidente Arana Osorio. Es curioso es totalmente funcional. Por ser pequeña – 15 pulgadas aprox. – se carga alcohol por medio de la chimenea.

En el museo existe un salvavidas original – similar a los utilizados en el Titanic-.

El ferrocarril proporcionaba también un vagón con consultorio médico.

Un servicio adicional eran los hoteles. Los más famosos fueron el Hotel de Zacapa y Hotel del Norte. Eran hoteles cinco estrellas. Se hablaba de ellos en cuanto al servicio, la comida, los mozos y su elegancia. El único inconveniente era la tardanza en servirla y la prisa que se tenía para comer y tomar luego el tren. Hoy sólo existe el Hotel del Norte.

Cuando recibió el Premio Nóbel de Literatura en 1945, Gabriela Mistral utilizó el servicio de ferrocarril en Guatemala. Vino del Pacífico y se alojó en el Hotel de Zacapa para luego zarpar en el Atlántico e ir a Europa.

Los funcionarios de la Irca tenían buenas prestaciones: casa, vajilla y lo último en tecnología: refrigeradora, estufa y aspiradora.

El sindicato de la Irca fue el primero en lograr un pacto colectivo de condiciones de trabajo en 1948.

Antiguos trabajadores de Fegua laboran ahora como guías. Es interesante conocerlos y platicar con ellos. Como siempre: la sabiduría viene de quienes menos nos imaginamos.

La locomotora No. 34 se le llama La Presidencial. Vino de El Salvador en 1897 y remolcaba el vagón del presidente – el cual tenía lujos como cocina, área de comedor, dormitorio y baños -. La 204 es la última locomotora a vapor que vino a Guatemala

Existían 5 locomotoras de fabricación alemana de marca Krupp. La Irca las pidió en 1939 y cuando venían a Guatemala se quedaron barradas en un puerto colombiano... hasta que terminó la Segunda Guerra Mundial.

Fegua terminó sus labores en 1996. Curiosamente tengo recuerdos de mis hermanos en Fegua. Mi hermano H. se fue conmigo hasta Amatitlán en un viaje hecho por Chicos de Prensa Libre y fue algo inolvidable. Mientras que mi hermano E. ayudó a mitigar el fuego que sucedió en 1995. Un viaje hicimos con mi familia. Salimos a las 8 de la mañana a Amatitlán, comimos mojarras y nos regresamos en camioneta a la capital. ¡Esos son viajes!

video

11 comentarios:

Luis Figueroa dijo...

Vaya, yo hubiera querido poder ir a lo del ferrocarril anoche, pero no puede. Ya estuve en el museo hace poco màs de un año y de verdad fue muy agradable y divertido.

Alexxx dijo...

yo una vez me subi al tren, creo que le llamaban "el tren de la alegria", los vagones estaban decorados con temas infantiles, recuerdo que estaba en 1ero primaria e hicimos una excursion a amatitlan, salimos pero bien temprano, si que era lento el tren. Fue la unica vez que me subi al tren.

Pedro Alejandro dijo...

Luis F. Estas 100% invitado. En realidad te comento que fue suerte y había que aprovechar el evento para conocer un poco. POr eso quería compartirlo con los que leen esto.

Alexx. ¿vos también? Como te digo, lo que recuerdo es que era de parte de la revista Chicos que nos llevaban. Yo tenia 8 o 9 años y mis primos y hermano tnian 13 y 14... lo que les gustaba era que quienes nos "cuidaban" eran las muchachas guías.... pero esa es otra historia.

Nancy dijo...

Felicidades, qué lindo post. También recordé cuando de niña iba con la familia a Amatitlán en tren. Buen post, Pedro, me gustó mucho.

Abril dijo...

Y el ferrocarril de los altos?



Saludos.

Pedro Alejandro dijo...

Nancy. Gracias. Si tienes alguna anécodta la puedes compartir acá.

Abril. mmm no lo había pensado pero a ese lo voy a visitar su museo en marzo. Talvez me voy a Xela. Gracias por la recomendacion.

Issa dijo...

interesante! la primera foto muy buena felicidades! y la obra super original!

LA GUERA RODRIGUEZ dijo...

Que bonitas fotografias!!...
gracias por compartir y asi poder conocer un poco de tu pais.

Saludos!

Diana

el VERDE !!! dijo...

he visitado varias veces el museo, la primera vez fue para revivir las visitas a la estación, cuando en familia, dabamos paseos...

El recorrido por las salas del lugar es recomendable.

No sé si dejan aún, pero un par de veces comí pizza (hay una Dominos en el lugar) en los vagones.

Creo que ahora también hay una pequeña cafetería.

Vale la pena darse la vuelta.

Pedro Alejandro dijo...

Issa: ¿Conoces la obra? Es interesante ver la técnica utilizada. Recomendable.

Guera: Gracias a ti por las felicitaciones. Espero compartirles más.

Verde: Que buena onda. Gracias por el comentario. Creo que ya no de

Daniel dijo...

muy bueno, he ido al museo de FEGUA algunas veces y la verdad es increíble la experiencia que deja visitar el museo.

Lastima que el ferrocarril ya no existe.... sería la continuación de una historia por terminar de contar

Seguidores